Victoriano Izquierdo

Fotógrafo

26 de noviembre de 2013

¿Quién eres y a qué te dedicas?

Un chaval de 22 años, criado en Granada. En los últimos años he frecuentado mucho Madrid, donde me fui a estudiar la carrera. Además, he pasado temporadas más o menos largas por Reino Unido, EEUU, Australia y ahora Italia. Hace unos 8 años empecé a colgar fotos en internet y, desde entonces, he hecho de fotógrafo freelance y colaborador de algunas agencias y medios. Hago un fotoblog en Elpais.com, Pixel Fugaz.

Siempre me interesó muchísimo todo lo relacionado con el ADN, el cerebro, la computación, la inteligencia artificial y eso es lo que busqué en la especialización de la carrera. Con la esperanza de crear algo útil con la intuición ganada, sigo explorando esa intersección de arte y tecnología para intentar comprender y comunicar algunas de las complejas realidades que nos rodean y afectan a diario. Así que ahora ando trasteando con visualización de datos, análisis de redes complejas, estadística en general y trucos ninjas para sacar, limpiar, filtrar y estructurar datos de datasets recónditos y ruidosos.

¿Qué hardware utilizas?

En el bolsillo llevo un iPhone 4S. Uso muchísimo mi iPad 2. Diría que es el cacharro al que más cariño le tengo y con el que más cosas aprendo. Adoro la funda que le compré, una G-Form. No solo te ahorra disgustos si te se cae al suelo, además viene genial para apoyarlo sobre distintas superficies y trabajar con él con comodidad. Lo uso para estudiar, leer, ver vídeos…

De portátil, uso un Macbook Pro de 15″. Tiene 5 años y tira fino como el primer día. Lo único, la batería, que ya tiene poquísima autonomía. Si estoy en casa, lo conecto a una vieja Cinema Display de 20″, con el teclado Bluetooth y un Magic Trackpad (ya no puedo volver a usar un ratón).

De cámaras. Mi cuerpo principal es una Canon 5D Mark II con el objetivo del kit 24-105mm, que uso para la mayoría de fotos de calle. Me gusta mucho el 50mm f/1.4. Echo de menos no poder usar bien mi gran angular Sigma 10-20mm, que en formato completo hacer un redondel en el centro. Sólo lo uso con una vieja Canon 40D que tengo de respaldo. Además, tengo un tele, un 70-200mm f/4. Pero prefiero acercarme. Ahora me acaba de llegar una cámara sin espejo, una Lumix GX7, que pesa muchísimo menos que la réflex y es rapidísima. Y unas fotos estupendas, oiga.

Para backups suelo llevar encima un Western Digital My Passport de 2TB. En casa tengo un NAS de Qnap de 6TB al que se le pueden fastidiar dos discos a la vez sin perder datos.

Si estoy de viaje y necesito llevar conmigo todo el equipo, cámara, objetivos, portátil, uso una mochila Lowepro Fastpack 350. Para ciudad, una Crumpler 4 Million Dollar Home.

Hace dos años me hice con unos altavoces inalámbricos Sonos 3. Se escuchan fenomenal y con cualquier móvil puedes poner cualquier canción que esté en internet. Mágico.

También tengo Moleskines. Vale, simplemente son unas libretas negras, un poco pijas y caras. Pero ese respeto y elegancia me inspiran para reservarlas y escribir en ellas cosas que me lleva mucho tiempo pensar, condensar. La tontería me empezó en el instituto cuando tenía 17 y estudiaba filosofía. Adoro leer lo que tengo puesto en viejas Moleskines, son muy personales.

Como silla, tema importante, creo que la mejor relación calidad-precio que encontré hasta ahora es la Markus de Ikea.

¿Y qué software?

En el iPhone, últimamente estoy enamorado de VSCOcam para procesar fotos. Tiene unos filtros fenomenales, con mucho gusto. No soy nadie sin música, con Spotify y sus apps. Tweetbot para usar las listas de Twitter tan eficientemente que las prefiero a un solo timeline con popurrí de contextos. Runkeeper para medir lo que corro. Y me encanta Downcast para seguir podcast como Freakonomics, This American Life, Ruby Rogues, Documentos de RNE, etcétera.

En el iPad, Pocket, más el Watch later de la app de YouTube, más eBooks, más Zite, tienen más contenido del que nunca tendré tiempo de absorber en ese momento de WC o de cama antes de dormir.

Para los backups incrementales uso un software que se llama ChronoSync.

En el portátil, Chrome. Además de para navegar, son imprescindibles las developer tools para desarrollo frontend. Sketch para hacer wireframes. Dash para guardar snippets. Sublime Text 2 como editor de texto. Git para control de versiones, Bitbucket para repositorios privados gratis. Heroku para desplegar experimentos. En fotografía, Adobe Camera RAW para revelar los RAW y, a veces, algo de Photoshop. No soporto Lightroom, la interfaz compleja me distrae. iA Writer para concentrarte escribiendo textos largos. Trello, Evernote, Google Docs para organizar varios proyectos compartidos. Skype para estar siempre cerca de familia y amigos.

¿Cuál sería tu equipo de ensueño?

Creo que el próximo portátil será un Macbook Pro Retina de 15”. Esa pantalla, para fotografías, es increíble. Y tengo ganas de SSD, que creo que es un cuello de botella más importante de lo que parece en cuanto a rendimiento. En cámaras, lo que ha hecho Sony con la nueva a7R es sensacional. Full frame en un tamaño tan reducido. En definitiva, que las cosas vayan más rápido y se vean mejor, pero lo más importante, soltar lastre, que todo pese menos. Me matan los kilos que me puede llegar a pesar la mochila actualmente…